Un Paseo por La Habana

En Destinos
por
0 comentario(s)
Un Paseo por La Habana

Cuba, y para muchos La Habana de manera especial, siempre ha sido ese destino anhelado que ha provocado romper la hucha y comprar un billete para conocerlo. Quizás sea por su belleza, sus gentes o su música, cada uno tiene un motivo de peso para visitarla.

Seguro que en alguna ocasión has pensado lo bien que estarías con un mojito en una mano y un puro habano en la otra mientras observas el malecón de la Habana. En Sebogo te animamos a hacer tu sueño realidad y encontrar las mejores ofertas en vuelos a La Habana yhoteles en La Habana usando nuestros comparadores de precios.

Las calles coloridas de La Habana tienen ese encanto especial que no se puede describir con palabras. Pasea por sus calles sin destinos, sin mapa en mano. Disfrútalo observando cada rincón, cada detalle de las fachadas, cada mirada de los cubanos, cada olor… todo en conjunto conforman un escenario indescriptible que sólo el que lo pisa puede contar, aunque advertimos que le faltarán las palabras. Te sorprenderán muchas cosas, pero los coco taxis no te dejarán indiferente. Son taxis con forma de coco con capacidad para dos personas, aunque si son 4 tampoco pasa nada. Dirígete en este original medio de transporte hacia el Malecón al atardecer para ver la puesta de sol.

Guarapo y puro habano

Cuando estés recorriendo sus calles comprobarás como todo el mundo fuma puros, eso de los cigarrillos es para otra especie: “Fumar cigarrillos es como tener sexo, fumar puros es como hacer el amor”, os dirán más de una vez los habaneros cuando te vean entrar en la Real Fábrica de tabacos Partagás, justo detrás del Capitolio en la Habana. A pocos metros de la entrada comenzarás a oler el aroma del auténtico puro habano que te acompañará durante todo el recorrido. En las instalaciones te mostrarán cómo es el proceso de confección, desde la recogida de la hoja de tabaco hasta su envoltorio listo para comercializarlo. La elaboración se realiza a mano en antiguas fábricas donde imperan la mano de obra femenina. Porque en Cuba todo es antiguo.

Cubana fumando un puro

Ahora queda por conocer otro producto característico de la isla, el guarapo. Un jugo de caña recién exprimido con el que se realiza el aguardiente cubano y diferentes clases de ron. La mejor zona para conocerlo es Santiago de las Vegas, al sur de La Habana donde se encuentran los mayores cultivos de caña de azúcar. Los agricultores estarán encantados de ofrecerte una cata de guarapo con, inevitablemente, un puro habano.

“Mi daiquiri en la Floridita y mi mojito en la Bodeguita”

Mojito

Aunque Cuba comienza a abrirse al mundo, siempre habrá una figura que la ubique en el escenario internacional, su nombre, Ernest Hemingway. Lo primero que hizo el escritor cuando llegó a La Habana fue bebérsela entera. Constancia queda no sólo en la historia sino en los bares a los que acudía. El Floridita y la Bodeguita del Medio son dos locales que deben su repercusión al autor de El Viejo y el Mar. Comprueba si Hemingway tenía razón acudiendo a ambos sitios y pidiendo las bebidas recomendadas del escritor, un daiquiri en la Floridita y un mojito en la Bodeguita. Los dos locales cuentan con música en directo y están presididos por la figura de Hemingway, tanto en el mantel de papel que encontrarás en las mesas de La Bodeguita como encarnado en una estatua de bronce perenne en la barra de la Floridita. Una manera original de no beber solo.


0 comentario(s)


Deja un comentario