Valencia, la tierra de las flores, la luz y el amor.

En Destinos
por
0 comentario(s)
Valencia, la tierra de las flores, la luz y el amor.

El 9 de octubre, la Comunidad Valenciana conmemora la entrada del rey Jaime I a la ciudad de Valencia en 1238, una tradición celebrada desde el siglo XIV en una tierra que, hace 93 años, José Padilla y José Andrés de la Prada daban a conocer en su popular pasodoble.

De arriba abajo recorriendo la región, nos encontramos en la provincia de Castellón, el precioso Santuario de la Mare de Deu de la Balma del S. XVII, enclavado en una cavidad natural y declarado Bien de Interés Cultural.

En una tierra rocosa que sólo se encuentra unida al resto de tierra por un istmo de arena se halla Peñíscola. Antes de la construcción del puerto, esta singular península quedaba aislada como si fuera una isla cuando subía la marea. Disfruta de su casco viejo y el imponente Castillo del Papa Luna.

En el Parque Natural de la Sierra de Espadán de Castellón, se encuentra un lugar tan mágico como la Fuente de los Baños. Allí descubrirás un manantial con piscinas naturales donde puedes darte un baño en aguas con una temperatura media de 25ºC.

Frente a la costa de Castellón, encontramos las Islas Columbretes, cuatro pequeñas islas volcánicas que forman una Reserva Natural perfecta para los amantes del submarinismo y la naturaleza en estado puro.

Y llegamos al conocido Salto de la Novia, en Navajas, un paraje natural de gran belleza, perfecto para realizar rutas senderistas o simplemente pasar un día al aire libre. Los treinta metros de altura de la Cascada del Brazal conseguirán trasladarte a su leyenda: antiguamente, antes de casarse, las novias debía cruzar de un salto el lugar más estrecho del río Palancia. Suponemos que para tener un matrimonio dichoso.

Entre las comarcas de l’Horta, el Camp de Túria y el Camp de Morvedre, se encuentra el Parque Natural de la Sierra Calderona, un paisaje rocoso y lleno de pinares y alcornocales. Está repleto de senderos para recorrer a través de puentes colgantes y cuevas rupestres.

Por su parte, el Parque Natural de las Hoces de Cabriel se encuentra entre las provincias de Valencia y Cuenca: un paisaje de barrancos y bosques de chopos y sauces, que el río ha creado a lo largo de los siglos, formando además las rocas de los Cuchillos, un lugar privilegiado para el avistamiento de aves rapaces protegidas y nutrias.

Tu siguiente parada es Valencia, una de esas ciudades a las que siempre querrás regresar. Lo que más disfrutaras será perderte por su encantador centro histórico: visita el Palacio del Marqués de Dos Aguas, la Catedral, las Torres de Quart o de Serranos, pasea por la Plaza del Arzobispo o la Plaza de la Reina, sube los 207 escalones del Miguelete para contemplar una preciosa vista de Valencia, recréate en los Jardines de Monforte, o acude al Mercado Central, el mayor mercado de productos frescos de toda Europa. Dos lugares especiales y auténticos de Valencia son la Plaza Redonda y La Plaza de la Virgen, lugares muy concurridos donde los valencianos pasean. Allí se encuentra la Basílica de las Virgen de los Desamparados, la patrona de Valencia, que es un importante lugar de culto. Una visita obligada es La Lonja de la Seda, construida entre los siglos XV y XVI, y declarada Patrimonio de la Humanidad. Y recuerda tomar un buen chocolate con buñuelos antes de marcharte.

Una visita que no debes olvidar es el Parque Natural de la Albufera, una laguna con una extensión de casi 24 kilómetros cuadrados, separada del mar únicamente por un estrecho litoral. Aparte de su valor natural, este paraje natural es uno de los paisajes de los más bonitos de España y un lugar apropiado para la observación de aves o rutas senderistas.

Si quieres contemplar una de las siete maravillas valencianas, pásate por el Castillo de Xàtiva, una doble fortaleza repleta de historia y digna de las mejores leyendas. La fortaleza más antigua fue construida por los íberos y posteriormente, los romanos erigieron otra. Pero fueron los árabes los que unificaron ambos castillos.

Un par de pueblos que puedes incluir en tu ruta son: Bocairent, un pueblo de entramado medieval sobre un cerro, en el que han dejado su huella íberos, romanos y musulmanes, y Guadalest, una pequeña población coronada por un castillo excepcional que domina todo el valle.

Si buscas un poco de tranquilidad, visita las Fuentes del río Algar a tres kilómetros de Callosa de Ensarrià, en Alicante. En este camino de 1,5 kilómetros podrás relajarte mientras disfrutas de un paisaje compuesto de roca caliza, lagunas, cascadas, estanques y embalses naturales.

Uno de los accidentes geográficos más característicos de la costa mediterránea es el Peñón de Ifach en Calpe, una roca de más de 300 metros de altura y un kilómetro de longitud. Podéis realizar rutas para contemplar las vistas de este espacio declarado Parque Natural, o también nadar en las hermosas playas de alrededor.

Y no te marches sin visitar la joya de Tabarca, una idílica isla de playas y calas que se halla a 22 kilómetros de Alicante y que es la única habitada de la Comunidad Valenciana, con apenas 50 lugareños.

¡Entra en Sebogo y encuentra tu hotel ideal en cualquiera de estos destinos comparando precios de alojamientos y luego date una vuelta por nuestro comparador de coches de alquiler donde encontrarás las mejores ofertas en coches de alquiler para recorrer la Comunidad Valenciana en busca de la mejor paella de la península!


0 comentario(s)


Deja un comentario