Adelántate a las vacaciones de Navidad en el Puente de Diciembre

En Escapadas
por
0 comentario(s)
Adelántate a las vacaciones de Navidad en el Puente de Diciembre

Se acercan las Navidades. Sabemos que con ello llegan los días de compartir tiempo con las familias y con los amigos. Días y noches de comidas, de viajes… Son épocas muy bonitas, pero también (hay que reconocerlo) se pueden convertir en días de mucho estrés y de poco descanso. ¿Por qué no te preparas para ello? Una buena opción es permitirte unos pocos días de descanso aprovechando el Puente de la Constitución y de la Inmaculada. Encima este año el calendario permite que se pueda convertir en un acueducto al caer cerca del fin de semana. Con una buena planificación puedes disfrutar de cinco días de desconexión.

Nuestra propuesta es que lo hagas a dos horas y media de avión desde la península. Canarias tiene múltiples opciones para que puedas desconectar, recargar pilas y prepararte para celebrar unas Navidades relajadas. A estas alturas todavía estás a tiempo de conseguir buenas opciones y precios para volar a las islas Canarias y unos alojamientos únicos en lugares especiales.

La octava isla del archipiélago canario

¿Qué te parecería estar en una isla prácticamente desierta? La isla de La Graciosa es una de las islas más desconocidas. Este puente es una de las mejores épocas para visitarla porque tendrás buen tiempo y además podrás disfrutar de ella sin grandes aglomeraciones. ¿Cuántos lugares del mundo conoces que aún no tengan carreteras asfaltadas? Pues éste es uno de esos pocos sitios especiales. Aquí el ritmo de vida es completamente distinto.

Para llegar a ella, tendrás que encontrar un vuelo barato a Lanzarote, que tiene muy buenas conexiones con la Península y con Europa. Una vez en el aeropuerto, o bien optas por alquiler de un coche en el aeropuerto de Arrecife o coger una guagua (lo que es un autobús hablado por un canario) que te lleve hasta Órzola, un pequeño pueblo ubicado al norte de la isla. Allí en el puerto podrás coger un barco que te llevará hasta La Graciosa. Es un trayecto corto de 25 minutos y es operado por dos compañías de ferrys, que en total ofrecen dieciocho conexiones diarias.

A tu llegada ya te sorprenderá la isla. Un pequeño puerto será tu base de desembarco, es Caleta de Sebo. Y las viviendas que verás allí son todas las que encontrarás. No esperes grandes hoteles, aquí los apartamentos son los habituales. Eso sí, la oferta de alojamientos en Caleta de Sebo se ha modernizado mucho en los últimos años y prácticamente es nueva.

¿Qué meter en la maleta? Unas cholas (unas chanclas de playa), la toalla, llévate un jersey para las noches que refresca pero no olvides sobre todo el bañador y el bikini. ¡Enseguida comprobarás por qué!

La Graciosa tiene unas playas prácticamente desiertas y con unos colores únicos, de aguas turquesas. Para conocerla tienes varias opciones. La primera de ellas recorrerla andando. Durante el camino podrás disfrutar del paisaje volcánico y de las playas. Otra de las opciones es alquilar una bicicleta en Caleta de Sebo, así irás más cómodo y sin tanto esfuerzo. Y si no, tienes una tercera opción, en el mismo puertito puedes alquilar un taxi-todoterreno que te llevará y te recogerá.

La playa de La Francesa y la playa de Las Conchas son las más conocidas. Son playas grandes y afortunadamente al encontrarse retirada podrás estar prácticamente sólo en ellas.

Isla de Lobos, un asentamiento romano

Y si quieres más aún, de una Canarias por conocer, te apetece desconectar absolutamente del mundo y disfrutar de la naturaleza, sólo tienes que darte un salto al Islote de Lobos.

La forma de llegar hasta él es coger un vuelo hasta Fuerteventura, que tiene múltiples conexiones aéreas. Para acceder al islote de Lobos, te recomendamos quedarte en la zona norte de Fuerteventura y más concretamento en Corralejo ya que tiene una de las mayores ofertas de alojamiento de Fuerteventura y donde podrás encontrar desde hoteles de categoría de lujo hasta apartamentos con todas las comodidades, además de una gran oferta de restaurantes.

Si llegas por el aeropuerto te recomendamos alquilar un coche en el aeropuerto de Fuerteventura para evitar depender del transporte urbano que no tiene muchas frecuencias, pero también por una cuestión muy sencilla, y es que desde el coche podrás disfrutar del paisaje único de la isla majorera.

En todo tu camino desde el aeropuerto hasta Corralejo, podrás observar ya la silueta de Lobos, pero también pasarás por uno de los parques naturales más importantes, las Dunas de Corralejo, que se extienden en unos ocho kilómetros de longitud. Arena dorada (donde es típico que la gente se lance rodando por ellas) que combina con el negro de la roca volcánica y el agua turquesa. Pocos lugares como éste te darán la sensación de trasladarte al paraíso.

Desde el puerto de Corralejo, podrás coger alguno de los barcos que te llevarán hasta el Islote de Lobos. Tienes varias empresas que se encargan de ello y tendrás una amplia variedad de horarios de ida y vuelta. El trayecto no dura más de quince minutos. Una recomendación que te hacemos, no dejes mirar al fondo del mar durante el viaje porque te sorprenderá la claridad de las aguas en esta zona del Archipiélago y la gran variedad de especies que podrás divisar.

Algo a tener en cuenta es que en Lobos no hay alojamiento, no podrás pernoctar. Sí que hay un único restaurante, del que todo el mundo comenta su paella. Lo mejor es que reserves nada más llegar si quieres comer en él, pero también recuerda que puedes llevar tu propio almuerzo.

Una vez que desembarques verás paisajes vírgenes. Te sorprenderá que unas esculturas de lobos marinos te den la bienvenida. Son un símbolo de lo que era el pasado en este islote, en el que era habitual ver cómo las focas monjes paseaban y descansaban en este territorio. Otra curiosidad que debes conocer es que en el islote se han llevado a cabo algunas excavaciones arqueológicas. Según expertos de la Universidad de La Laguna, dan cuenta de que en él se pudo establecer un asentamiento romano.

El islote cuenta con calas y playas de pequeño tamaño, pero grandes en belleza. Es un gran lugar también para hacer snorkel, ten en cuenta que Lobos pertenece a la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura.

Puedes pasar un día de playa, pero también aprovechar para recorrer los senderos de este islote. Hay una red bien señalizada que te permitirá disfrutar del paisaje y que te llevarán hasta el faro que se encuentra en la zona norte de la isla. Lobos es resultado de la erupción del volcán de La Caldera, puedes subir a él, sus 127 metros y tener unas vistas privilegiadas de Lanzarote y Las Dunas de Corralejo.

Estamos seguros que si decides visitar estos lugares vas a querer repetir pero también serán el lugar perfecto para prepararte para el ajetreo de las fiestas navideñas.


0 comentario(s)


Deja un comentario