Disfruta de la fiesta de Halloween en alguno de los lugares más tenebrosos

En Experiencias
por
0 comentario(s)
Disfruta de la fiesta de Halloween en alguno de los lugares más tenebrosos

Halloween, conocida de igual manera como Noche de Brujas o Día de Brujas, es una fiesta principalmente anglosajona que se celebra la noche del 31 de octubre, noche para la celebración en la que se mezclan religión, fantasía y superstición. Halloween es la oportunidad perfecta para exorcizar nuestros temores pasando un mal rato cazando fantasmas, apariciones, espectros, zombies… o cualquier otra cosa que te haga tragar saliva, agarrar fuerte a tu acompañante o aflorar la risa floja.

Las raíces de Halloween están vinculadas con la conmemoración celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos, celebrada por los católicos el 1 de noviembre. Se trata en gran parte de un festejo secular, aunque algunos consideran que posee un trasfondo religioso. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa.

Normalmente, ese día se asocia a menudo con los colores naranja, negro y morado y está fuertemente ligado a símbolos como la jack-o'-lantern.

Las actividades típicas de Halloween, principalmente en los países anglosajones donde la fiesta es más popular, son el famoso truco o trato y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el visionado de películas de terror.

Por otro lado, en los países latinoamericanos se acostumbra a salir por la noche con los niños más pequeños disfrazados a pedir dulces y cantando. Los mayores suelen acudir a fiestas nocturnas después de llevar a los más pequeños a pedir dulces. También para los niños se hacen fiestas, aunque durante el día.

La celebración de Halloween tomó un carácter más solemne cuando, en el siglo octavo, el papa Gregorio III fijó la celebración del día de todos los santos el día 1 de noviembre, pero no fue hasta 1745 cuando se acuñó la palabra halloween, una derivación de la frase ‘all hallows eve’ (víspera de todos los santos, en inglés).

En la actualidad, Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. Algunos países latinoamericanos, conociendo aún esta festividad, tienen sus propias tradiciones y celebraciones ese mismo día, aunque coinciden en cuanto a su significado: la unión o extrema cercanía del mundo de los vivos y el reino de los muertos. En Europa son muchas las ciudades en las que los jóvenes han decidido importar el modo con el que Estados Unidos concibe Halloween celebrándolo con fiestas y disfraces. Aunque en algunos lugares, como Inglaterra, la fiesta original ha arraigado de nuevo.

Ese Halloween que hemos visto en las películas en infinidad de ocasiones ha experimentado una enorme popularidad en España en los últimos años y aunque aquí no tengamos al jinete sin cabeza, sí que disponemos de aterradoras tradiciones y lugares misteriosos como para disfrutar de una noche de los difuntos terroríficamente española. Algunas sugerencias para pasar esta noche de Halloween son:

La laguna negra y la leyenda de Alvargonzález en Soria

La Laguna Negra está enclavada en uno de los parajes más bellos de Soria. Los Picos de Urbión y el nacimiento del Duero, toda una seña de identidad en la provincia. La propia laguna, es en si misma, un espectáculo de la naturaleza sin par.

Cuenta con una antiquísima leyenda que relata la historia de Alvargonzález quien, a la muerte de sus padres, se encontró con una cuantiosa herencia que incluía casa, ganado y un buen lote de tierras lo cual no le hizo nada difícil encontrar una esposa. Encontró el amor en una bella muchacha de las tierras del Burgo, con la que tuvo tres hijos. La vida le sonreía, y había encontrado la felicidad.

Pero claro, no todos eran tan felices ya las esposas de sus dos vástagos mayores soñaban continuamente con la riqueza de su suegro, una obsesión que con el tiempo se convirtió en enfermiza.

Una mañana, Alvargonzález salió a dar un paseo y tras un largo rato de camino decidió descansar un rato en un olmo donde se quedó transpuesto. En su sueño, vio a sus hijos como le asesinaban. Según abrió los ojos se dio cuenta que el sueño se cumplía, cuatro puñaladas y un hachazo en el cuello terminaron con su vida. Su cuerpo fue arrojado con una piedra atada en los pies, a la Laguna Negra que se dice no tiene fondo y que se se convirtió en su eterna tumba. Nadie acusó a los hijos del cruel parricidio.

El canto de las ánimas en Tajueco (Soria)

Todas las madrugadas del 1 de noviembre, el pequeño pueblo de Tajueco, a tan solo 46 kilómetros de Soria, celebra un ritual que se remota a la edad media y que consiste en un tétrico desfile con el que se pide a dios que de descanso eterno a las almas atormentadas y que así los no muertos dejen de aterrorizar a los vivos

El ritual comienza al atardecer. Las campanas de la iglesia tocan a muerte y desde ella parten dos grupos (solteros y casados) entonando las estrofas del ‘canto de las ánimas’ de forma alterna, mientras son alumbrados por las velas que portan las mujeres y niños, muchas de ellas dentro de calabazas con forma de calavera.

El monasterio del Escorial y ‘la Boca del Infierno’ en Madrid

Desde el inicio de su construcción en el año 1563, el monasterio de San Lorenzo ha estado rodeado de un inevitable halo de misterio. Los mitos han acompañado a la historia de este monumento desde la misma elección de su emplazamiento: un lugar conocido como ‘la boca del infierno’, en el que solo había un pequeño pueblo minero azotado por la peste negra y el paludismo

Cuenta la leyenda que el Monasterio de San Lorenzo del Escorial se construyó allí porque Felipe II quería concentrar todas las fuerzas del bien para hacer frente a las del mal. Al parecer, durante la construcción algunos obreros y frailes aseguraron que entre los andamios aparecía todas las noches un enorme perro negro, que lanzaba angustiosos aullidos arrastrando una cadena de hierro.

Las brujas de Zugarramurdi en Navarra

Zugarramurdi es un pueblo navarro más conocido como ‘el salem español’ o ‘el pueblo de las brujas’ debido a un acto de fe que se celebró en 1610 y que terminó con 11 supuestas ‘brujas’ ardiendo en la plaza mayor de Logroño acusadas de participar en reuniones paganas en las que se veneraba al diablo en el ‘akelarre’, el prado del macho cabrío, en euskera. Algunas de ellas reconocieron haber practicado la brujería, e incluso volado, con la ayuda del maligno.

Cuenta la leyenda que en las cuevas de la población de Zugarramurdi, las brujas de la zona celebraban sus reuniones. En las noches de "akelarre", las malvadas criaturas se encontraban con el diablo transformado en macho cabrío y celebraban en las cuevas sus ritos y fiestas, utilizando plantas alucinógenas y excediéndose en sus actuaciones.

La palabra "akelarre" significa "prado del cabrón", y proviene del prado que está al lado de una de las pequeñas cuevas de Zugarramurdi, que era donde se celebraban estas reuniones. En dicho prado pastaba un gran cabrón que se transformaba en el mismísimo diablo cuando se reunían las brujas.

¿Preparad@ para disfrutar del misterio y las leyendas de nuestro país en Halloween en algún sitio terrorífico de los muchos que hay en España? Entra en Sebogo y usa nuestro comparador de hoteles para encontrar el alojamiento que buscas con el mejor precio.


0 comentario(s)


Deja un comentario